Política, ecología, cultura y economía...
Noticias

El periodismo que nunca fue y la extorsión mediática que sí salió.

por CARLOS CRUZ

En la tapa de Clarín del lunes 12 de septiembre, insólitamente, se colocó una nota del periodista (¿?) Pablo Vaca, titulada vergonzosamente “La bala que no salió y el fallo que sí saldrá”.

El título refleja mejor que ningún otro el modus operandi del Gran Pasquín Argentino: primero la infamia, la deshumanización del “otro” que piensa diferente, o en realidad, el que entorpece o atenta contra sus negocios y privilegios.
Por el otro… la extorsión, la amenaza a quienes osen ir contra estos intereses. O como en este caso, dar un hecho como cosa juzgada como si fuese resultado de una orden, o en la mayoría de ellos, blindar con una justificación cualquier acto (por más reñido con la ley que esté) que lleven a cabo sus compinches o empleados… sean estos periodistas, empresarios, fiscales o jueces. La perfección de la posverdad al servicio del Lawfare.

 

Otras noticias...

Encontraron ADN de Fernando Sabag Montiel en el…

Como se gestó el desembarco de Silvina Batakis en…

Causa afiches contra Cristina Kirchner: la…

Vayamos por partes…

.

Pablo Vaca, quien escribe este panfleto amenazador-justificador, es un empleado ejemplar para Magnetto y su obsesión para con quien se atrevió a intentar ponerle freno a sus atrocidades contra el país al que dice defender con su medio: Cristina Kirchner. Desde julio, Pablito se ocupó en cada nota que publicó en Clarín de criticar, injuriar y condenar (aunque no sea juez hoy en día mucho no importa… “puesto menor” diría su jefe) a la que fue dos veces presidenta y hoy es vicepresidenta de los argentinos. Ese fue su aporte a la prensa… sembrar el odio y la persecución.
Y en esta nota (al igual que todo lo que tenga el sello de Clarín), se muestra como aquel que fue puesto en evidencia, descubierto en sus fechorías. Y actúa como el tigre herido que es, con las poderosas armas que tiene: las fake news, el sentimentalismo de la posverdad, y su convencimiento del servilismo de una justicia realmente corrupta, cobarde y puesta al servicio del poder, del cual su medio es parte fundamental. Y así, asume el rol de periodista, fiscal, juez y verdugo.
En una parte de su patética exposición y comparación de dos hechos que poco tienen en común (la misa en Luján a la que la oposición, que tanto habla de grieta, se negó a concurrir, y un acto de tinte político en Parque Lezama) aun cuando se esmere en tratar de que parezca lo opuesto, Vaca dice que el discurso que acusa a los medios, la justicia y la oposición de ser parte de la siembra del odio hacia el oponente -en este caso el kirchnerismo como grupo y Cristina, como cabeza del mismo- y desnuda su acción de adoctrinamiento y justificación de acciones como el intento de magnicidio al que se refiere, perpetrado por grupos violentos que se sienten identificados con dicho mensaje, “… no se le puede sacar mucho rédito a un intento de magnicidio perpetrado por un par de marginales alucinados vaya a saber uno con qué”. Pero el tipo sabe bien lo que generan notas como las que escribe, a pesar de que quiera despegarse junto a sus compañeros de siembra. Sabe que si de nueve o diez notas, todas se dirigen a buscar no justicia sino venganza y condena de una persona… odio social hacia un grupo en particular, ello tendrá consecuencias violentas. Sea por grupos de manifestantes que amplifican este odio, o grupos que pasan a los hechos, aún si no fueran dirigidos por otra cosa que su fanatismo asesino o su locura. Pero todos sabemos que a un alcohólico no le ofreceríamos vino, a un drogadicto droga, y a un violento una justificación a sus actos. Ya lo vivimos… y sufrimos en dictadura.
Pero claro, si el tipo juega para la dictadura del poder, esa nueva dictadura que no precisa censura… tiene “sus” propios medios que controlan todo; tampoco precisa dinero… luego de “invertir” en odio, cosechará concentración económica, deuda y fuga (ya lo vimos y parece que no aprendemos de ello, en especial quienes se consideran “educados”) para después huir con los bolsillos llenos a algún “paraíso” permisivo; ni siquiera precisa militares, tanques, aviones que bombardeen plazas llenas de ciudadanos… tiene fiscales y jueces a su servicio que justifican cualquier arbitrariedad, delito o brutalidad que puedan precisar para imponer su liderazgo. No les falta nada. Y aun tienen más: una multitud de ciudadanos lobotomizados… babeantes, que habiendo sido perjudicados por estos tipos una y otra vez, aun los apoyan por la simple razón que el odio que le cultivaron a sus almas es tan fuerte que prevalece aun cuando no les convenga. Y los carcome y estupidiza al punto de no oír razones, ni fundamentos lógicos, ni explicación de ningún tipo. Su armadura mediática los protege de la razón o la verdad: tan solo le basta reproducir insultos o escupir frases despectivas… balas de odio que sus mentes cargadas disparan a repetición para volver a sentarse a que Lanata, Feinmann, Majul, Morales Solá, Canosa, Luco, Viale, Castro, o como aquí el compañero Vaca (y muchos más), vuelven todos los días a recargar. Y no hay límites en esto… ni aún un intento de asesinato.


Por ello Vaca en su nota afirma que “… es así: se acerca la sentencia en la causa de Vialidad. Cristina está acusada como jefa de una organización montada para robarle cientos de millones de pesos al Estado, por lo cual el fiscal Luciani pidió que vaya 12 años a la cárcel”. Listo, cosa juzgada. Lo dice Vaca. Lo dice Clarín. ¿Qué importan los jueces de este juicio, o los de la cámara a la que podría apelar la defensa de los acusados? No importan nada. Y esto es porque juegan al futbol, al tenis o al ping pong con Macri… Harán lo que les diga el jefe. ¿Qué no hay pruebas? ¿Qué no le dimos los derechos que debería tener todo acusado en un juicio… las garantías procesales que le llaman? Eso ya fue, esto es el siglo XXI y los medios son los que juzgan y sentencian. Y Clarín y La Nación sentenció que Cristina es culpable aún cuando no se halló un solo peso en negro o en una cuenta del exterior no declarada. Y les digo más… el amigo Vaca hasta puso fecha a los jueces para su sentencia. Por eso termina su nota diciendo que “diciembre suele ser un mes complicado en este país”.
Tiene razón… pero que no se olvide del 2001. Y si no se acuerda bien, que le pregunte a Larreta, Vidal, Bullrich, Sturzenegger, Negri, o Morales, ellos le van a contar como terminan los experimentos neoliberales que tanto gustan a Clarín, Infobae, América y La Nación.

 

LA COSECHA DE ODIO DE CLARIN Y LA NOTA DE VACA

CO Coco_gualdoni
HACE 19 HORAS
LOS VICARIOS DE CRISTO SE OLVIDARON LOS ACTOS DE JESUS CUANDO CORRIO A LOS FARISEOS, LADRONES Y CORRUPTOS DEL TEMPLO, ESTABA LA MAMAMAFIA, DUHALDE, LOS PAÑUEÑOS VERDES ABORTERAS, Y LA FRUTILLA DEL POSTRE CUANDO PASO EL SACO DE LAS LIMOSNAS, CON SORNA, PENSANDO CON LA MIA NO.

MA Marcksound
HACE 1 DÍA
Te queda poco … psicótica esquizofrénica demente criminal…
Te queda muy poco a vos y a toda tu caterva de asesinos.

DA Danicasagrandezan
HACE 1 DÍA
El disparo que no salió me tiene los 00 secos. Acá lo importante es que el juicio siga su curso … y no olvidar que la chorra esquizofrenica cobra 4 palos y medio de jubilación.
+ de 120 jubilaciones mínimas.


PEREZ ESQUIVEL
“El atentado contra Cristina Kirchner mostró lo peor de la violencia política. La intolerancia y el intento de derrocar Gobiernos se da en todo el continente. Antes era a través de Golpes militares, ahora es a través del lawfare”, sostuvo Pérez Esquivel.
En esta línea, recordó que el odio exacerbado “no construye a la democracia”, sino que “al contrario, lo ataca”.
“Los grandes medios hegemónicos, están fomentado esas políticas”, señaló el referente, haciendo alusión a la editorial que ayer salió en Clarín, titulada “La bala que no salió, y el fallo que saldrá”.
“El editorial de Pablo Vacca contribuye a fomentar la división y la violencia. Los medios de comunicación aquí y en la región atacan Gobiernos populares”, afirmó.
Finalmente, el dirigente del movimiento de derechos humanos que denunció a la última dictadura cívico militar sostuvo que “si la oposición no construye a favor del pueblo, está en su contra”.
“Si el cántaro sigue lleno de porquería, no podrá entrar la luz. Yo estuve en la misa de Luján y fue triste que no haya habido nadie de los partidos opositores presentes. Era para orar y para pedir”, concluyó.

HACER MEMORIA: HACE TAN SOLO TRES AÑOS… ¿PARA QUIÉN GOBERNABA EL PRO?

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.