Política, ecología, cultura y economía...
Noticias

Encontraron ADN de Fernando Sabag Montiel en el arma con la que se atentó contra la vicepresidenta Cristina Fernández.

por CARLOS CRUZ

En un importante avance en la investigación del intento de asesinato de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se encontraron muestras de ADN del acusado por el hecho, en el arma utilizada para el atentado.

Otras noticias...

INTENTO DE MAGNICIDIO: Un hombre atentó contra…

Como se gestó el desembarco de Silvina Batakis en…

Causa afiches contra Cristina Kirchner: la…

Así, el informe pericial determinó que se encontró ADN del detenido en el gatillo, el cargador y la empuñadura de la pistola Bersa 32. Hay que recordar que la pistola apareció en la vereda de Juncal y Uruguay después de que Sabag Montiel fuera atrapado y retenido por un grupo de militantes que advirtieron el intento de disparo y lo pusieron a disposición de la Policía Federal.

Mientras tanto, la pareja de Sabag Montiel, Brenda Uliarte, quien había sido detenida el domingo por la noche, pasó a posicionarse en el centro de la investigación junto con su pareja, al confirmarse que estaba en el lugar de los hechos cuando se produjo el intento de magnicidio, cuestión que se confirmó luego de estudiar las imágenes de cámaras cercanas y celulares de personas que se hallaban en el lugar, lo que hecha por tierra su anterior declaración en dónde había asegurado que no se hallaba en la zona en el momento del hecho investigado.

Estos descubrimientos, fortifican la hipótesis de que el atacante no actuó solo. Hacia allí va la dirección de la investigación que realiza la jueza María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa, quién decidió que de inmediato y junto al fiscal Rívolo, tomarle declaración a la joven. En declaraciones a la prensa, la tía de Brenda Uliarte contó que le pidió “piedad” a la jueza y aseveró que ella (Brenda) “no es capaz de hacer eso”, aunque consideró que su pareja sí. “Estamos muy asustados”, concluyó.

Notoriamente emocionada, contó que la joven tuvo una vida “muy triste”. “Ella sufrió un intento de abuso cuando era pequeña y estaba viviendo con la madre, por eso la dejó acá conmigo y mi mamá, porque no podía cargar con ella. Se fue a Tucumán, la abandonó”, explicó. Además relató que en la vida de su sobrina hubo dos hechos que la marcaron: al ver morir a su bebé de solo una semana de vida, y el momento en que inició la relación que mantiene con el acusado del crimen, Fernando Sabag Montiel. “Hace un tiempo no la veo. Lo único que sé es que ella no es capaz de esto. El hombre puede ser que sí, no sé nada de esa gente”, afirmó.

Y concluyó diciendo que “… estamos muy asustados, nos enteramos por la tele. Para mí que no quería exponerse por lo que había dicho de los planeros. Puede ser que por eso se haya cambiado el nombre, que estaba asustada, porque pienso que cuando alguien hace algo indebidamente después se siente mal y actúa de otra forma”.

En otro orden, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner regresó a sus oficinas del Senado, donde mantuvo varias reuniones privadas. Asimismo recibió el apoyo de la Liga de Gobernadores, quienes luego de reunirse, también le solicitaron al Presidente de la Nación la conformación de una Comisión para la Paz y la No violencia integrada por dirigentes de todos los sectores de la sociedad civil. También se reunió la CGT y descartó convocar a un paro general. Y en ambas cámaras de la provincia de Buenos Aires se aprobó por unanimidad -salvo abstenciones de la izquierda y libertarios- un repudio al intento de magnicidio.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.