Política, ecología, cultura y economía...
Noticias

Un aprobado para Argentina del FMI.

por EMANUEL GIMÉNEZ

El staff técnico del FMI le dio el OK a la segunda revisión del acuerdo con Argentina.

Finalmente y como se esperaba, los tecnócratas del Fondo acataron las órdenes impartidas desde el país que los cobija, se acomodaron los números, y así dieron el visto bueno al segundo examen del acuerdo que firmó con Argentina el primer semestre de este año.

Otras noticias...

El presidente Alberto Fernández viajó a Houston…

El plan económico de Sergio Massa: Poco nuevo……

Un jueves a todo vapor.

El anuncio fue confirmado poco tiempo después de la visita del ministro Sergio Massa a Estados Unidos, donde logró un espaldarazo de la Directora, Kristalina Georgieva. Además, se hizo en la antesala a la reunión que mantendrá hoy con el Presidente Alberto Fernández, lo que es visto como un gesto de respaldo a lo actuado por el primer mandatario.

Si bien aún falta la aprobación del directorio ejecutivo, se descuenta de antemano el voto afirmativo de sus miembros. Una vez completado el paso burocrático, el país recibirá un desembolso de 3.000 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG, la moneda del fondo), equivalentes a un valor cercano a los u$s 4.000 millones.

En síntesis, el comunicado del FMI expresa textualmente que “… las recientes y decisivas medidas de política destinadas a corregir reveses anteriores están ayudando a restaurar la confianza y fortalecer la estabilidad macroeconómica, incluso mediante la reconstrucción de las reservas internacionales. El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos establecidos en la aprobación del acuerdo permanecerán sin cambios hasta 2023. La implementación decidida de políticas sigue siendo esencial para consolidar la estabilidad macroeconómica y comenzar a abordar los desafíos arraigados de Argentina, en particular la inflación alta y persistente”.

Desde el lado del Ejecutivo Nacional, la visión del respaldo conseguido es que forma parte fundamental de todo el ecosistema de decisiones tomadas, con las que se busca “estabilizar” la economía, apuntando sobre todo a dos sentidos claros: por un lado, la acumulación de reservas en el BCRA. Por otro, el acuerdo político vinculado con el próximo Presupuesto 2023, instrumento que el FMI valora especialmente.

Al margen de llegar a alcanzar en parte un buen arranque en estos puntos centrales, en el organismo entienden -y Massa lo comparte en buena medida- que esa apuesta a no realizar cambios en el programa con el FMI constituye la quintaesencia del acuerdo y debiera contribuir a una baja de la especulación. Por ello, la principal preocupación del Gobierno (y del FMI) pasa por continuar en este sendero y combatir la alta inflación, algo que a los funcionarios del organismo multilateral los confunde bastante, ya que si bien saben que la ortodoxia no funciona en general, en el caso argentino la cosa es aún especial.

La propia Georgieva reconoció hace poco que hay que atender varios asuntos que no dependen exclusivamente de nuestro país: el contexto más complicado, las presiones inflacionarias generadas por la guerra, la necesidad de contemplar a aquellos sectores de la sociedad que resultan más vulnerables y un acompañamiento al vector trazado en el presupuesto de discutir aquellas partidas del gasto público que, mediante exenciones, tienen como destinatarios a las empresas y no a las familias.

A poco del anuncio, el presidente Alberto Fernández se reunió con Kristalina Georgieva en Estados Unidos, en un encuentro que la titular del FMI calificó de “excelente”. Sobre los cambios en el Ministerio de Economía, Georgieva comentó que son “decisiones soberanas” del gobierno argentino: resaltó que lo que importa es el compromiso con el acuerdo. “Tres ministros, un programa, una meta”, resumió.

Al culminar la reunión y mientras los fotógrafos disparaban sus flashes, en tono coloquial Georgieva le dijo a Alberto Fernández: “Presidente vamos bien, las cosas están funcionando”.
Incluso, la directora gerente del FMI insistió en su apoyo al país, y no descartó una revisión de las metas pautadas con el organismo internacional a partir de 2023.

El presidente, por su parte, le volvió a reclamar por los sobrecargos y por una distribución más justa de los Derechos Especiales de Giro.

De ahí a que lo escuchen… como diría Néstor: Fondo, yo te conozco.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.